martes, 3 de febrero de 2009

Una de Abel Resino

Recuerdo a Abel Resino, nuevo entrenador del Atlético de Madrid, volviendo al fútbol en el Rayo Vallecano, para un partido en Vallecas contra el Barça. Fue en un mercado de invierno, pocos meses después de su retirada, y a las primeras de cambio cometió un grave error, quizás provocado por haber estado fuera de los terrenos de juego durante un tiempo.
El caso es que, en su ausencia, se había implantado una nueva norma que afectaba directamente a los porteros. Consistía en que éstos no podían tocar el balón con las manos, después con los pies y, por último, cogerla de nuevo con las manos (una especie de "dobles", por buscar el símil baloncestístico).
Pues bien, el hasta hoy entrenador del Castellón cayó en la infracción mostrando así, bien su torpeza, bien su ignorancia de las actualizaciones que lleva a cabo temporada a temporada la Internacional Board. El Barça, por cierto, no logró transformar el libre indirecto.
En ese partido, si no recuerdo mal, a De la Peña le anularon un gol por un fuera de juego que no fue. Me parece que quedaron 1-1.

PD: ha costado, pero he logrado terminar el post sin escribir "flamante"

20 comentarios:

jota dijo...

No recordaba a Abel en el Rayo. Qué manía tienen los jugadores de no saber retirarse a tiempo. Me vienen a la cabeza Kiko haciendo el gamba en el Extremadura, o De Pedro gordo como un tonel en el Burgos.

Antonio dijo...

Lo de Kiko jugando en 2ª daba mucha pena...pero por lo visto dijo que se retiraba definitivamente justo el día en el que hizo su mejor partido, uno en el que marcó dos goles (esto me lo contó un gaditano, así que no le doy un 100% de credibilidad...)(un beso para los gaditanos!).
Lo de De Pedro fue curioso: viajó, vio mundo, robó, engordó...mejor eso que lo de Garrido, no?
Por cierto, un día deberíamos hablar de la cuesta abajo que sufrieron muchos jugadores de la Selección justo después del Mundial de Corea...

Chaves dijo...

tb le marco 2 goles al recre en un 2-3 q el recre remonto y q fue a las 12 de la mañana (como llovía), de lo d abel no me acordaba tio, y de la decadencia del post.mundial, deberias escribir, en las bandas estaban los ejemplo, de pedro y mendieta!!!!
por cierto, tampoco supo retirarse despues de un betis-madrid homenaje por antena 3 don rafael (antonio) gordillo, q solo se le recuerda en el ecija x un gol q metio y q en el dia despues lo propusieron como gol de la jornada 8reconozco q vote)

jota dijo...

El que no levantó cabeza después de aquel Mundial fue Tristán. Llegó como la gran esperanza de la selección, se medio lesionó en la fase previa, perdió la titularidad por Morientes e inició la cuesta abajo.

Antonio dijo...

Y Curro Torres! Hace poco viendo un partido del Valencia me di cuenta de que tiene muchos jugadores que tuvieron su mejor momento por aquella época. Yo creo que también fue el último momento en lo más alto de Valerón (aunque luego siguiese haciéndolo muy bien durante un par de años), fue el final de Hierro, Nadal, Luis Enrique, etc. Realmente merece un post el tema.

Anónimo dijo...

Que triste que sólo recuerde a Abel en su pequeñísima estancia en el Rayo.Tan penosa es su existencia que se tiene que dedicar a criticar a los demás?Abel es un crack,no empaña su gran carrera ningún comentario que usted le haga.

Antonio dijo...

Bueno, supongo que después de tres o cuatro meses ya iba siendo hora de que llegara alguna dura crítica...
Sr. Anónimo, le explico: éste es un blog creado principalmente para recordar anécdotas que por alguna extraña razón tengo guardadas en la memoria y que simplemente me limito a compartir con quien quiera leerlas, comentarlas y completarlas.
La anécdota de Abel es una más entre tantas. Es lo que recuerdo y punto. Por una simple razón, mi edad (23 años), no guardo muchos recuerdos de él, por eso en ningún momento oso juzgar la carrera como portero del actual entrenador del Atleti.
Lo único que sé de Abel es que es un histórico de nuestra Liga, que tiene el récord de imbatibilidad en España y que fue durante años portero titular del Atlético de Madrid (frustrando al pobre de Diego, por cierto), así que debió de ser bastante bueno.

Sobre la penosidad de mi existencia, no tengo mucho que decir. Si acaso, que me divierte escribir en el blog, que estoy inmerso en la lectura de tres libros bastante interesantes, que tengo una novia a la que quiero muchísimo, que últimamente mojo cada vez que juego al fútbol, que hoy mismo me han cogido para hacer unas prácticas en un despacho bastante bueno, que lidero el Comunio y la liga privada del Supermanager que tengo con unos amigos y que me encanta la comida que hace mi madre. Definitavamente no, no es tan penosa mi existencia. O sí, a lo mejor a sus ojos sí lo es, yo qué sé.

Chaves dijo...

y ademas antonio, tienes un muy blog donde la libertad de expresion es la tonica predominante, y ademas, has conseguido q todos estemos deseando meternos en internet para conmentar algo q nos hemos acordado de tu entrada y deseando q capitan tan o estoja no la hayan comentado ya antes q tu, espero q podamos seguir muxo timepo con ste blog y aumentando conocimientos en nuestra "penosa existencia".Saludos a todos

Antonio dijo...

Para quien no se haya dado cuenta, "Chaves" es un seudónimo con el que escribo en los comentarios de este blog.
Adrián Colunga me da la vida!

Anónimo dijo...

Por la diferencia de edad Abel puede ser mi padre y sólo tengo buenos y grandes recuerdos de su etapa futbolística.Lo admiro y lo quiero.Meterse con Abel es meterse conmigo,tengo que saltar.

Yo no soy un amiguito tuyo que te ríe las gracias,aprende a aceptar las críticas y te irá mucho mejor en la vida.

Si tienes esa vida tan plena y feliz,por qué eres tan borde y quisquilloso recordando a los demás,crees que tú eres el paradigma de la perfección?De los errores se aprende mucho y la experiencia es un grado, Don Perfecto.


Ah! Soy una chica,retira lo de Sr.

Antonio dijo...

Anónima: acepto las críticas. Y tanto que las acepto. Es más, asumo incluso que alguien pueda decirme que mi existencia es penosa. Esto es un blog abierto, no un coto privado donde sólo puede comentar quien yo decida, así que desde el anonimato cualquier persona puede decir lo que le dé la gana, sin ningún tipo de censuras.
Eso sí, si alguien comenta algo con lo que yo no estoy de acuerdo, creo que tengo derecho a responder para, al menos, exponer mis argumentos.
Esta es la secuencia de los hechos:
1)yo escribo un post sobre Abel recordando una anécdota suya que ha perdurado en mi cabeza durante 12 ó 13 años. En él explico que quizás por no conocer una norma que se había instaurado precisamente en el periodo de tiempo que él había estado retirado, incurrió en una infracción que creo que jamás he vuelto a ver.
2) Tú comentas aquí diciendo que estoy insultando a Abel, que sólo le recuerdo por esta anécdota y no por su carrera, que lo que yo diga no va a empañar su trayectoria (y mira que esa era mi intención, eh?) y que mi existencia debe ser penosa.
3) Te respondo diciendo que nada más lejos de mi intención, que el blog es de recordar anécdotas, no trayectorias profesionales, que lo poco que sé de Abel es que hizo historia en el Atleti y, ahí sí que quizás me equivocara, te expuse una serie de razones por las que no considero penosa mi existencia.
4)Vuelves sobre lo mismo, aunque atacando con algo más de dureza.

Me gusta el debate. Me gusta escuchar (leer) los argumentos de otra persona e intentar rebatirlos con los míos, hacer entender al interlocutor por qué defiendo una idea.
Pero necesito "algo" por parte de quien defiende la otra postura. No sé, en este concreto caso, me gustaría que al menos me dieses un ejemplo de alguna falta de respeto que hayas visto en el post sobre Abel. A partir de ahí podré intentar explicarte (si no lo he hecho ya) por qué lo puse. Pero si te limitas a insultarme de forma tácita, hablando sobre la penosidad de mi vida y haciéndome recomendaciones vitales ("aprende a aceptar las críticas y te ira mucho mejor en la vida"), el debate se queda en nada, se limita a una persona insultando a alguien que no conoce y a la otra poniendo paridas para hacer ver que las cosas no son así.

Un saludo

Anónimo dijo...

Te voy a hacer una serie de matizaciones:

Te puedo asegurar que analizando textos soy muy buena,modestia aparte.

Mira,comienza en la línea 4" y a las primeras de cambio..... un tiempo".

También la línea 12" Pues bien,....bien por su torpeza,bien su ignorancia....Board".

Dices que a las primeras de cambio cometió un error,que no sabes si fue torpeza o ignorancia porque él pasaría de estar al día de las nuevas normas.

A esto sumale que hay una diferencia entre lo que se dice(la literalidad de las palabras) y lo que se comunica.

Lo que se comunica es lo que se dice y lo que no se dice pero está implícito en lo que se dice.

Pues a mi me comunicas que sientes animadversión hacia Abel,seleccionas de tu memoria un recuerdo malo y lo justificas de forma muy chunga.

Mira como para hablar de Diego dijiste "el pobre",era feo y desgarbado,cuando Abel se fue le sustituyó Molina,así que no sería muy bueno.

Respecto a lo de que te insulto de forma tácita,no te he insultado en ningún momento,lo de borde y quisquilloso era refiriéndome a tu forma de recordar no a tu persona.

Lo de consejos vitales,es que nada más recibir mi crítica te rebotaste una cosa mala.Tú contestación después de contarme tu vida en la que ponías yo que se,era con tono de chulería,no me digas que no.Yo te lo puse con toda la mejor intención del mundo.

Espero que hayas entendido mis argumentos.Cualquier duda muy gustosa en explicartela.

Otro saludo para ti.

Antonio dijo...

A ver, esto va camino de que cada uno tire para su lado y no acerquemos posturas, así que seguiremos en el bucle: tú acusas y yo intento justificarme.

Sigo la estructura de tu comentario, nuevamente.

¿Por qué pongo "a las primeras de cambio"? Pues sencillamente porque fue el primer partido en su vuelta al fútbol. No fue ni el cuarto ni el quinto, sino el primero y, es más, creo recordar que fue en los primeros minutos del partido. ¿Qué connotación negativa tiene decir "a las primeras de cambio"? ¿no es acaso una expresión común utilizada precisamente para indicar que un hecho se produce inmediatamente después de otro? ¿no la utilizarías tú para, por ejemplo, decir que "Fernando Torres saltó al campo y a las primeras de cambio se marcó una jugada personal que puso en pie al estadio"? ¿sería incorrecto decir que "el examen comenzó y a las primeras de cambio el profesor pilló a un estudiante copiando"?

Paso al segundo punto que analizas, el de la línea 12. Deduces de lo que escribo que yo quiero decir que Abel "pasaría de estar al día de las nuevas normas". ¿Por qué? ¿De dónde sacas esto? Yo simplemente digo que por torpeza o por ignorancia (utilizado como sinónimo de "desconocimiento") Abel incumplió una norma recién instaurada. Son las dos únicas posibilidades que se me ocurren. Bueno, en realidad se me ocurre una tercera: que, consciente de que cogiendo el balón con las manos incurría en falta, lo hiciera a pesar de todo porque tenía ganas de fastidiar a sus compañeros, al Rayo y al barrio de Vallecas. Pero creo que es bastante más sensato pensar que no, que simplemente no se había puesto al día sobre la nueva normativa ("ignorancia") o que, aun conociéndola, no la había terminado de asimilar, por lo que sufrió el desliz que provocó la falta (torpeza).

Sinceramente, si de esto la conclusión que sacas es que yo siento animadversión hacia Abel, poco más puedo decir. El caso es que me crea una cierta sensación de impotencia que me acusen de algo que, sinceramente, ni me va ni me viene. Abel es un futbolista de una determinada etapa histórica que yo viví, por mi edad, de refilón. Aparte de que suelo dejar de lado el tema de las pasiones y me intento limitar a tomarme el fútbol como un juego del que disfrutar y aprender, los odios y amores que yo pueda tener hacia ciertos futbolistas se limitan prácticamente a aquellos que he visto jugar y, de haber alguno (que alguno que otro hay que me cae bastante mal como jugador, no como persona), te aseguro que ninguno de ellos es Abel.

No sé, anónima, qué quieres que te diga, me hablas de las diferencias entre lo que se dice y lo que se comunica y yo veo ciertas incoherencias. Me dices que no insultaste al llamarme borde, quisquilloso (y de penosa existencia, añado), pero en cambio yo sí insulto al recordar que Abel cometió un error en un partido hace 15 años. Pues no sé, igual es que tú dices insultos pero no los comunicas y yo digo anécdotas pero comunico insultos.

No sé, la verdad. Yo creo que también existe una diferencia entre lo que se intenta transmitir y lo que se percibe. En este caso, yo simplemente intento narrar un recuerdo, uno más entre los ciento y pico que llevo ya, y creo que al menos un 90% de lectores lo captan tal cual, como una mera anécdota. El 10% restante piensa, sin embargo, que lo que busco es ofender a Abel, que tengo animadversión hacia él y que mi existencia debe ser penosa para atacarle de ese modo. Pues no sé, yo de aquí lo que deduzco es que ese 10% tiene en gran estima a Abel (algo perfectamente respetable) y que se toma a mal cualquier cosa que se comente sobre él más allá de una alabanza. Pues lo siento, mi comentario era neutro, ni positivo ni negativo. No creo que fuera avergonzante su error ni que marcara su carrera, fue un simple fallo puntual que a mí se me quedó grabado.

Pero bueno, deja, en realidad sí, en realidad es que odio a Abel porque amo a Diego (para algo le llamo "el pobre", aunque mira que era malo que tuvieron que fichar para que le sustituyera a Molina, portero al que por cierto le metió 8 el Dépor el año anterior en el Carlos Belmonte, recuerdo que puedes encontrar en el archivo de este blog y que, supongo, relacionaras con el odio que tengo a Molina por quitarle el puesto a mi amigo Diego, gran portero y mejor persona. Ah! También recordé lo del debut de Molina como jugador de campo en Noruega...vaya tipejo que soy!! Me quedo con el garbanzo negro y de ahí no hay quien me saque...no, si al final lo que yo soy es un racista y un machista leninista!

Anónimo dijo...

Lo que has dicho al final,tú mismo.

El 10% que no piensa igual que tú,o sea yo,es porque no te conozco,tus amigos van a apoyar todo lo que tú digas,como es lógico.

A mi sólo me interesa Abel,Molina y Diego ni fu ni fa,me traen sin cuidado.

Ah,Deja de estar mosqueado por lo de penosa vida,si tienes una vida genial,que más te da lo que te diga una desconocida?O tú vida no es cómo la pintaste?No sé,te engañarias tú solo.Si es así de buena que te dure muchos años.

Antonio dijo...

Nah, lo de la penosidad de la vida lo digo porque me hace gracia que alguien defienda a una persona metiéndose con otra (eso sí, tampoco lo vayas diciendo mucho ese tipo de cosas por ahí, que a mí me pillaste en un buen día, pero llego a estar regular y me hundes...).

Y sí, el 90% de la gente que lee este blog son mis amigos. Es más, el 85% debe ser mi familia.
Por tanto, normal que estén de acuerdo: ser amigo de alguien es igual a estar de acuerdo con él en todo...lógica aplastante! (me encanta el momento ese pre-votación electoral en el que nos llamamos todos los amigos los unos a los otros para ver a quién tenemos que votar. Siempre intento ser el primero para no tener que estar de acuerdo con lo que otro diga antes...).

Larga vida a Abel, que además es muy guapo!
(aquí tienes más: http://elrauldelosrecuerdos.blogspot.com/2008/11/molina-y-la-confusin.html)

jota dijo...

Yo no sé en qué tanto por ciento estoy, porque ni soy familiar, ni soy amigo, ni me cae bien Abel ni entiendo que vaya de superentrenador haciendo lo mismo por lo que crucificaron a Aguirre y encima le tengo manía -y mucha- al Sevilla. Sólo sé que me gusta entrar en este blog y que me gusta lo que cuenta -y cómo lo cuenta- Antonio. Y si un día me dejara de gustar, dejaría de entrar y punto, pero no daría el coñazo de esa forma. Y además es que no creo que haya ánimo de ofender a nadie con ese post. Si lo hubiera habido, más sencillo hubiera sido decir que Abel tuvo que irse para que en el Manzanares rascaran una liga o quitar mérito al récord diciendo que con Ivic en el Atlético defendía hasta el utillero.

Anónimo dijo...

Ya os dejo de dar el coñazo.Siento haber entrado y haber escrito,si se puede me lo borrais.

Estoja dijo...

Anónimo, creo que en este post no se ha faltado el respeto a Abel. Antonio ha contado una anécdota que es verdad.
Tú en cambio has entrado a debatir diciendo que si la existencia del escritor es penosa para escribir eso. No me parece una buena manera de comenzar un debate.

yiyo dijo...

Joder este post está lleno de hostilidad xD

Bueno yo me centro en las anecdotas: Recuerdo un partido Rayo - Valladolid en la que Abel salió mal y a destiempo cometiendo un incuestionable penalty sobre Benjamín. Como rondaba ya el minuto 80 tuvo y el Rayo habia agotados todos sus cambios tuvo que ponerse de portero Guilherme.
Recuerdo su carica de panico al borde del ataque de nervios y como Peternac sólo tuvo que darle un leve toque al balón para que entrara. El resto era trabajo de la histeria de Guilherme xD

yiyo dijo...

Por cierto. Acabó 0-2